Yemas de SANTA TERESA

Yemas con almendra, un nuevo dulce que homenajea a Ávila, ciudad de las 3 culturas.

Hace unos meses estuvimos visitando la maravillosa Ávila, una de las 21 ciudades de la Red de Juderías de España. Sinceramente un viaje en el tiempo, no solo por su monumentalidad sino también por su gastronomía. Una ciudad que es como un cofre del tesoro, amurallada y extraordinariamente bien conservada, limpia y acogedora con el visitante.

Cuando pensamos en Ávila enseguida nos viene a la memoria un personaje religioso de primer orden, nos referimos a Santa Teresa de Jesús (1515-1582), trascendental figura para la historia del cristianismo y fundadora de la orden Carmelitas Descalzos. Sin embargo muchos desconocen el pasado judío de la familia de la santa que fue bautizada con el nombre Teresa de Cepeda Dávila y Ahumada, hija de un converso toledano Alonso Sanchez de Cepeda que casó con Beatriz Dávila Ahumada y de las Cuevas (1490-1528), de familia noble abulense y cristiana vieja.

De la historia del padre de Teresa, Alonso Sánchez de Cepeda poco a poco los historiadores van tirando de la manta, hasta descubrir que fue bautizado el 10 febrero de 1471 y que falleció en 1543. Hijo de Juan Sánchez de Toledo, judío adinerado que se dedicó al negocio de los paños y seda. El abuelo de santa Teresa fue condenado en 1485 por el Tribunal de la Inquisición instaurado en Toledo, en su autoconfeción cita que asistía a la Sinagoga asiduamente, sin embargo la condena se saldó con una sanción económica.


Las cajas de las Yemas de Santa Teresa homenaje a las tres culturas.

 LAS YEMAS DE SANTA TERESA SON EL GERMEN DE UNA GRAN EMPRESA.

En 1860 nace en la ciudad de Ávila una pequeña confitería artesana que, con el tiempo, pasó a denominarse La Flor de Castilla. Este pequeño negocio familiar comenzó a fabricar y comercializar las auténticas y originales Yemas de Santa Teresa. La receta de este emblemático dulce se ha transmitido de forma idéntica de padres a hijos desde hace más de 160 años y hoy en día sigue siendo el principal referente gastronómico de la ciudad de Ávila. 

Les recomiendo que visiten sus centros gastronómicos y se den un homenaje culinario, galletas, pastas, yemas, dulce de membrillo, son elaboración que llevan más de un siglo bordándolas. (ver la gama de productos).

LAS NUEVAS YEMAS SON UN HOMENAJE A LAS TRES CULTURAS.

Realmente acertada la denominación del Dulce de las tres culturas, además de estar rigísmimas son todo un homenaje la historia gastronómica de España. Siempre he dicho que determinar el origen historico de una receta (sobre todo dulces) es tarea casi  imposible, muchas veces se suelen atribuir erróneamente (o bien por un sentimiento chovinista) a una orden religiosa, convento, etc… o a la tradición dulcera musulmana o judía. Así pues considerar el mazapán, las peladillas, el turrón, los almendrados, los hornazos, etc… dulces exclusivos de un credo religioso es un gran error. En cuestión de dulces las tres religiones lo tenían muy claro aquello de que a nadie le amarga un dulce. Aunque en algunos casos como el turrón parece ser que durante el siglo XVI los cristianos no querían tomarlo porque era identificado como un dulce de bodas moriscas y judías. (ver articulo donde tratamos la dulcería judía)

La empresa Flor de Castilla ha creado un nuevo dulce, mezclando sus tradicionales yemas (realmente exquisitas) con la almendra Marcona molida y miel, un dulce que nos recuerda al almendrado sefardí , aunque claro que el dulce sefardí se hacía con las claras y no con la yemas, de ahí que el nuevo dulce tenga su tradicional color  yema de huevo. (Para saber más de esta empresa ir a este enlace)

UN DULCE QUE RECUERDA A LOS DULCES JUDÍOS DE LA CELEBRACIÓN DEL BERIT MILÁ *

Aunque también las mujeres judías elaboraban una especie de mazapán con yemas de huevo y lo moldeaban dándole formas diversas, desconocemos si este dulce fue el precursor del mazapán actual, aunque llama la atención que estos también se hagan modelados con forma diversas. Este dulce judío (del que desconocemos su nombre)  se elaboraba para celebrar fiestas importantes para los niños, circulación, fadas, etc… (*) El Berit Milá (hebreo, בְּרִית מִילָה,) es la fiesta de la circuncisión de un niño.