Recetas

SALATA DE PEPINO

Instrucciones

Las ensaladas (salata en ladino) de verano son refrescantes y utilizan los abundantes ingredientes de la huerta que nos concede esta temporada. En los vergeles o huertas traseras de las casas, junto con los corrales se solían plantar hierbas aromáticas, cebollas, pepinos, calabazas, melones, normalmente aquellas verduras que necesitan un riego continuo. Para los secanos o huertas fuera de la judería se plantaban otro tipo de alimentos como trigo, cebada, legumbres, etc…cuyos cuidados y riegos eran menos exigentes y la vigilancia de los mismos se hacía necesaria solo en su fase final, lo mismo que con los arboles frutales.

La temporada estival sobre todo a mediados de agosto en Andalucía las huertas rebosan de verduras de temporada. En los siglos anterior al XV se plantaban y recolectaban durante la primavera y el verano apios, puerros, ajos, cebollas, pepinos, melones, sandías, cilantro, perejil, etc..

Se desconoce cuando llegaron los pepinos a la península ibérica, posiblemente su origen fuese romano. Se han considerado una hortaliza muy humilde y siempre elaborada en crudo, nunca cocinada. El dicho tan español «me importa un pepino» refleja que fue un ingrediente sin ninguna trascendencia ni en las mesas, ni en los recetarios que nos han llegado hasta nuestros días.

 

Aunque pueda parecer una sencilla komidika (de hecho lo es) no está exenta de sabores frescos y muy refrescantes. Recomiendo el aderezo de queso fresco e hierbabuena, que posiblemente sea una versión aprendida de las comunidades judías romaniotes (Grecia y los Balcanes), le aporta a la salada un especial sabor muy Mediterráneo.

Elaboración:

  1. Consechar los pepinos. Normalmente dicen los hortelanos que la mejor hora es por la mañana temprano para que no les de el sol y de esta forma el pepino no tenga un sabor amargo.
  2. Pelar los pepinos. Probarlos para desechar los que estén amargos (que suele salir alguno).
  3. Partir los pepinos en rodajas de medio centímetro de grosor.
  4. Lavar las cebolletas y cortarlas. Los tallos verdes cortarlos en rodajas y se mezclan con la vinagreta. La parte blanca asarla entera (sin trocearla) en una sartén con unas gotas de aceite de oliva hasta que dore bien.
  5. Elaborar la vinagreta: un poco de sal y vinagre, aceite de oliva virgen extra al gusto y la parte verde la cebolleta. Mezclarlo bien hasta que ligue.
  6. Elaborar el aderezo de queso fresco y yogur: Mezclar el queso fresco y las lascas de queso curado de oveja, el yogur natural, una cucharadas de aceite de oliva virgen extra y al gusto las hierbas frescas aromáticas muy picadas (romero e hierbabuena). Mezclarlo todo hasta ligarlo. Conservar el aderezo en el fresco. Aderezar con él la salada antes de servirla.
  7. Montar la salata: Mezclar el pepino cortado con la vinagreta elaborada, añadir la cebolleta asada (o frita). Se le puede añadir unas lascas de queso de oveja (al gusto). Presentar con el aderezo de queso fresco y yogur.
Para 4 comensales.

Ingredientes


Pepinos (6 medianos)

4 cebolletas tiernas

Para la vinagreta:

Aceite de oliva virgen extra ( 4 cucharadas)

Vinagre de buena calidad ( 2 cucharadas)

Sal

Para el aderezo de queso fresco:

Queso fresco – de untar- (4 cucharadas)

Yogur natural – puede ser tipo griego- (125 g.)

10 -20 hojas de hierbabuena fresca

Una pizca de hojas de romero

Aceite de oliva virgen extra y sal

 

Otras recetas