Recetas

SALATA DE BERENJENAS DE VERANO

Instrucciones

En la cocina a veces, menos es más. Sinceramente cuando probé esta salata (ensalada)  en casa de mi padre (el cual cocina de maravilla), me quedé petrificado con el sabor tan intenso y sencillo que tenían estas berenjenas. Al preguntarle cómo las había cocinado, me respondió: «Solo cocidas con una pizquita de sal; y aliñadas con vinagre y aceite de oliva -del mejor que tengas-. La clave es tomarla fresquita.».

Pues bien, me puse a investigar y a escuchar la «La copla de las berenjenas» y ahí estaba la referencia, en la estrofa 16: «Las berenjenas de bula Pava de Aruete. La tía de  Menahem, entenada (adoptiva) de Contente: Las cortaba y las hacía con vinagre y aceite». Ella también le ponía mostaza y pimienta….que añade es cosa muy valiente.

Elaboración de una variante de las berenjenas de «Pava de Aruete» en salata:

  1. Escoger berenjenas medianas o pequeñas como la palma de la mano.
  2. Quitarles el penacho verde. No hay que pelar las berenjenas (se les deja la piel). Se trocean a lo largo (longitudinal), no en rodajas. De una berenjena salen 4 trozos. Si fuese muy larga partirlas por la mitad.
  3. En agua fría con una cucharada de sal, sumergir los trozos de berenjena cortada. Llevar a ebullición al fuego y con la olla tapada.
  4. El cocimiento puede durar entre 10 o 15 minutos, dependiendo de la frescura de las berenjenas. Pincharla y cuando notemos que están medio blandas retirar del fuego.
  5. Dejarlas sumergida en el agua caliente y en el calor residual se terminarán de hacer.
  6. La ideas es que estén blandas, pero que no se deshagan. Lo que denominamos «enteronas» (foto).
  7. Escurrirlas y dejarlas enfriar.
  8. Cocer unos huevos duros, tipo haminados y reservarlos para añadir o servir junto a la salata.
  9. Montar la salata: En un plato poner primero las berenjenas. Después aliñarlas con unas gotas de vinagre (o limón si se prefiere) y un chorrito (generoso) de aceite de oliva virgen extra (yo utilizo  una variedad picual, que es más amarga y me encanta el maridaje que hace con las verduras, les aporta carácter).
  10. También le añadí unas semillas de comino y los huevos haminados. Si se prefiere también se puede añadir mostaza.
  11. Siguiendo el acertado consejo de mi padre, servirla fresquita (fría), ya que es una ensalada (salata) de final del verano.