Purim la fiesta más alegre que se endulza con las Orejas de Haman.

«La Orejas de Hamán sefardíes no debemos confundirlas con el dulce askenazí hamantaschen. Basado en la receta del Rabino Robert Sternberg»

Por Javier Zafra. 25 febrero 2021

Durante la fiesta de Purim, considerado uno de los días más alegres del calendario judío, se festeja el milagro relatado en el Libro de Ester: que narra como el rey Asuero (Jerjes I) de Persia, que gobernó a principios del siglo V a.e.c., libertó al pueblo judío de una muerte segura. Cuando el judío Mardoqueo rehusó inclinarse ante Hamán (el primer ministro del reino) éste encolerizado ordenó su muerte, así como la de todos los judíos del reino. Gracias a la intervención de la reina Ester (que era judía) el rey desbarató los planes de Hamán, que pagó con su vida la traición.

Las orejas de Hamán se pueden rellenar de una mezcla de miel, nueces o almendras machacadas y espaciada con canela, cardamomo, anís, etc….

En conmemoración al día de la liberación se elabora este dulce.Todas las comunidades judías tienen un dulce con el nombre de Hamán, en conmemoración del Purim, con diferentes variaciones en las masas dulces (fritas u horneadas).

La denominación de orejas para designar un dulce no es exclusiva de los judíos, también andalusíes y cristianos adoptaron y adaptaron este dulce a su propia cultura. En Galicia se elaboran las Orellas de Endroido (orejas de carnaval), y en Cataluña, Valencia y Baleares las Orelletes.
Existen algunas versiones otomanas y askenazíes de Orejas de Hamán con forma triangular, que podían considerarse una variante de los Trabados Sefardíes (borekas con forma triangular rellenas de mazapán).

Taschen Haman – Hamantasche, traducido «Bolsillo de Hamán».


A menudo suele confundirse las Orejas de Hamán con el dulce askenazí Hamantaschen (literalmente bolsillo o monedero de Hamán) que se elabora también en Purim. Estos dulces triangulares, erróneamente cada vez más son denominados como orejas de Hamán cuando en realidad son bolsillos de Hamán. La receta que se muestra a continuación, recogida por el Rabino Robert Sternberg, mantiene la forma de una oreja, como se puede comprobar en la fotografía de la derecha. Considero que esta debió ser la forma primigenia de este dulce, al menos en Sefarad y que nos recuerda a otras masas fritas y enmeladas como la chuparquia o chebakia del Norte de África y Magreb.

En la fudala Ibn Razin al-Tugibi (capítulo IV) se describe una receta de orejas rellenas conocidas como Orejas de Juez, que para los cristianos son Orejas de Abad (básicamente pestiños), ambas son la misma receta que las de Hamán, pero las andalusíes con relleno. Si se opta por rellenar las orejas, freírlas y seguir las indicaciones de Ibn Razin:
«…se pone la miel en un perol y se espuma sobre el fuego. Se mezcla con nueces de buena calidad, peladas y machacadas, y las especias usuales (hinojo, canela, jengibre y pimienta) que se tengan a mano. Si se ha roto alguna oreja ya frita, se machaca y se une a esto. Se cuaja todo con la miel. Con esta mezcla se procede a rellenar las orejas».


Para ver la videoreceta y la explicación sobre las antiguas Orejas de Hamán.

En este video se fundamenta la explicación de este dulce de Purim, basado en la receta del Rabino Robert Sternberg.

Elaboración y explicación sobre las antiguos Orejas de Hamán que se hacían en Sefarad.