Las lucernas judías en la Hispania Romana.

Lucerna hispano judía de Elche.

Por Javier Zafra. 15 febrero 2021

El I+D en gastronomía no solo consiste en cocinar recetas o buscar los ingredientes primigenios, sino en guisarla al fuego y servirla en vasijas que nos trasladen en el tiempo.

La fecha de la llegada de los judíos a la península ibérica, es toda una incógnita, posiblemente llegasen embarcados en alguno de sus vecinos del norte de Judea, nos referimos a los fenicios (de Fenicia).

Hay constancia de que la ocupación inicial fue en el sur, en aquellas colonias comerciales fenicias que intercambiaban mercancías con las tribus indígenas del sur de Andalucía, siglos antes de la llegada de los romanos, comerciando con Iberos.

Los judíos inicialmente se instalaban en las ciudades costeras más comerciales y prósperas: Abdera, Sagunto, Elche, Cadiz, Cartagena, Málaga, Baria.

El vestigio judío más antiguo hallado en la península ibérica, es el de una lápida funeraria de una niña, en la Abdera romana, Adra (Almería). Debió de ser una esclava o una refugiada de la Diáspora emprendida por los judíos de Jerusalén tras la segunda destrucción del Templo, perpetrada por los romanos (Tito, año 70). En su epitafio dice: [An]nia · Salo/[mo]nula · an(norum) · I / mens(ium) · IIII · die(rum) · I / Iudaea. Traducido: Annia Salomonula, de un año, cuatro meses, un día, Judía.

Lápida hispanojudía de Adra (Almería). Pieza arqueológica desaparecida. Fue descubierta por José Valverde. Perteneció a F. Pérez Bayer..

También se han encontrado ánforas con letras hebreas דו (leída como “do” o “dv”) en Mallorca que atestigua un contacto comercial con el reino de Herodes el Grande, aunque desconocemos si habitaban la isla o solo era un intercambio comercial, ya que también se han encontrado en las Islas Baleares monedas romanas acuñadas en Judea y sellos de ánforas con la Menorá judía.

La pieza que nos atañe es una lucerna con un alto-relieve elaborado con molde, de una Menorá símbolo inequívoco judío, son varias las versiones de lucernas, una es la encontradas en la ciudad argentífera de Cástulo (Linares-Jaén). La ciudad (Cástulo ) en el IV y V d.C. , se transformó y se puebla de nuevo, quedando huellas de la presencia de una comunidad judía en el centro de la ciudad. La lucerna con la menorá, que procede de algún alfar africano y se estuvo usando en la primera mitad del siglo V d.C., contiene un símbolo inequívoco de la identidad de los judíos que estuvieron aquí en ese periodo.

En las zonas mineras ricas en plata como Cástulo (Linares-Jaén) los judíos posiblemente eran esclavos.

La funcionalidad es estas lucernas, es básicamente luminaria doméstica. Las lucernas de 9 cazoletas (en representación de los 9 brazos) son una recreación de la Menorá del Templo (de 7 brazos), pero en conmemoración de los 8 días que ardió milagrosamente la lámpara sin apenas aceite de oliva, tras la recuperación del Templo, destruido por primera vez. Ocho días, pero nueve brazos, ya que se representa el samas, un piloto o guía de encendido. Estás son llamada janukas y existen algunas de vivos colores encontradas en Teruel.

La investigación de los alfareros es clave para recuperar el patrimonio.

Los judíos adaptaron los utensilios de cada época con su propia simbología. La menorá, la flor galana de 6 y 12 pétalos, la estrella de David (Maguen David), es llevada a los esmaltes de los platos, vasijas domésticas de todo tipo, moldes de pastelerías y dulcerías, hierros de forja para hacer flores fritas, etc…

El alfarero Juan Antonio Pérez Meca del alfar Ilici (ver articulo sobre su trabajo) comercializa estas lucernas. Se puede contactar con el directamente en: Para quienes quieran contactar con el Alfar pueden hacerlo en: AFAR ILICI ELCHE. Juan Antonio Pérez Meca Tf: 660643976 . Email: alfarilici@gmail.com

La reproducción del alfar Ilici de Elche.