La gastronomía judía viaja a MELILLA

Alumnos elaborando Fiyuelas. Ya sean musulmanes, chinos, cristianos o judíos la cocina judía hermana a todos y sorprende por igual, seas de donde seas. Esto es pura convivencia.

La cocina sefardí se convierte en punto de encuentro cultural en Melilla.

«Los exótico no está en lo lejano sino en lo desconocido», la ciudad de Melilla y la cocina judía son un tandem indisoluble, ambas muy interesante. El proyecto Sabores de Sefarad de la Red de Juderías de España viaja a Melilla con la investigación de Javier Zafra (director del proyecto). Melilla es una ciudad que tiene un punto exótico y si encima hablamos de cocina judeoespoñola, sefardí, cocina histórica…. es toda una experiencia.

La ciudad es ejemplo de convivencia entre culturas, aquí no se habla de interculturalidad teórica, sino que se vive en la calle: Musulmanes, Amazig, Judíos, Gitanos, Cristianos e Hindúes. Por los colegios, en los restaurantes y bares, en las calles la mezcla de culturas es normal, se vive con absoluta normalidad las diferencias del color de la piel, el idioma o la manera de vestir.

En TV Melilla en el programa La Columna, hablamos de cultura gastronómica y de la agenda apretada que hemos tenido en tres días. Gracias al equipo de tv Melilla y a la periodista jienenese Luisa Sánchez, que nos hizo una entrevista redonda….



Dentro del intenso programa para tres días que nos preparó la Asociación Mem Guimel, hemos compartido una charla sobre la «Simbología en la Gastronomia Judeoespañola» con la Comunidad Judía de Melilla, también hemos tenido una masterclass y encuentro con la Escuela de Hosteleria de ciclo formativo del IES. Juan Antonio Fernández Pérez.

Masterclass rápidas que siempran la curiosidad entre los futuros cociner@s

Allí donde viajamos, siempre que podemos visitar las escuelas de hostelería y hablar con los estudiantes tenemos la sensación de sembrar emprendedores, que algún día cocinarán recetas judías en sus cocina. Nos gusta animar a los futuros emprendedores y mostrarles que cocina judía también es sinónimo de una nueva horquilla de negocio dentro del competivo mundo de los restaurantes.


L@s alumn@s y profesorado del ciclo de cocina IES Juan Antonio Fernandez Perez
L@s alumn@s y profesorado del ciclo de cocina IES Juan Antonio Fernández Pérez (Melilla).

La filosofía que aprendimos de la Institución Libre de Enseñanza la llevamos a cabo en masterclass rápidas (píldoras formativas), donde el protagonista no es el docente, solo somos guías; enseñamos primero a los alumn@s más decididos y ellos replican esa enseñanza a sus compañer@s… una docencia entre iguales. En apenas una hora de clase ya se despierta el amor por la cocina judía, decían ellos mismos: «Parece fácil….pero no lo es…es un reto…pero mola»…. 🙂

Los actos culminaron con la Charla organizada por Mem Guimel sobre La cocina judía: de lo cotidiano a lo sagrado, en la sociedad de futbol melillense, una activdad abierta a todo el público, que fue muy fructífera a juzgar por el lleno absoluto de la sala. Los asistentes se sorprendieron de lo compleja e interesante que es la cocina judía, ….o mejor expresado la «gastrosimbología judía» que la mostramos con las últimas investigación que llevamos a cabo desde Sabores de Sefarad.

Uno de los objetivos de Sabores de Sefarad es divulgar la cocina judía, sacarla del ostracismo de la cocina doméstica y llevarla a las Escuelas y a la alta cocina, como pudieron conocer los alumnos con el proyecto entre Paradores de España y la Red de Juderías de España. Saber cocinar komidikas judías es una oportunidad laboral que pocos tienen y que pronto será muy demandada en las cocinas comerciales.