Amantes y detractores de las BERENJENAS a lo largo de la historia.

«Un alimento que estigmatizó, señalando despectivamente, a las cocinas judeoespañola y morisca. Nuestra misión será desvelar por qué esta fruta ha tenido tan mala fama. Descubra si usted es berenjenero o por contra es berenjenófobo»

Por Javier Zafra. Marzo 2021

Este artículo (parte 1 y parte 2) ha sido un trabajo de colaboración , como firma invitada, con la empresa almeriense EUROSOL. Desde el equipo de Sabores de Sefarad (proyecto de la Red de Juderías de España) nos sentimos muy halagados por haber sido la primera firma colaboradora del blog de E-commerce LA DESPENSA DE EUROSOL.COM que inicia varias secciones entre ellas el conocimiento histórico y gastronómico de sus productos agrícolas.

Eurosol nace en Almería en 1999 y desde entonces se dedican a la producción y comercialización de pepino, tomate, pimiento, berenjena y melón. Actualmente cultivan 220 Ha y producen 25 toneladas anuales. Suministran sus productos a las más importantes cadenas de supermercados de Holanda, Suiza, Reino Unido, Francia, Bélgica y Alemania.

La berenjena es el fruto objeto de nuestra investigación para este artículo, por ser uno de los ingredientes más representativos de la cocina judeoespañola y la hispano-musulmana. Nos relata el médico al-Arbūlī el almeriense de Arboleas (Almería) en el siglo XIII-XIV mediante sus consejos reflejados en su «Tratado sobre los alimentos» sobre las verduras y su beneficio para la salud.

La cantiga del siglo XVIII

“Los Gizados de las Merendjenas”

narra 36 maneras de guisarlas.

Sin embargo a lo largo de la historia la berenjena ha gozado de casi más detractores que partidarios, debemos contestar muchas incógnitas etnoculturales, antropológicas, religiosas, culinarias, médicas incluso literarias.

  • ¿Por qué Cervantes atribuye a Cide Hamete Benengeli (Sr. Berenjena) la obra del Quijote?
  • ¿por qué la berenjena no ocupa un lugar de honor también en los recetarios de cocina tradicional española?
  • ¿por qué goza incluso de mala fama?
  • ¿Por qué se identifican las berenjena con judíos y moriscos?
  • ¿por qué unos le dedican coplas y otros difaman de ellas?
  • ¿Cuánto modos de guisar las berenjenas para los judíos sefardíes?

Esta y otras preguntan las desvelamos en nuestro artículo:

El hecho de haberla catalogado como cercana a la mandrágora, considero que fue el germen de tan mala fama y que le acompañaría durante siglos. Ya que dicha planta fue vista como raíz de hechiceras y bebedizos.

Los italianos designan a la berenjena como “melantzana” es decir mela insana (fruto dañino). Sin embargo, otros italianos le conferían propiedades afrodisiacas y la llamaron “amoris poma” (manzana del amor), los occitanos “vietase” literalmente “pene de asno”. Ibn Butlan el médico árabe dice “provoca una lujuria desenfrenada y transgresora”. Incluso al ser considerada un alimento ventoso se la tenía como reconstituyente al servicio de Amor.

PARTE 1º DEL ARTÍCULO DE «AMANTES Y DETRACTORES DE LAS BERENJENAS A LO LARGO DE LA HISTORIA» . (LINK VER ARTÍCULO AQUÍ)

El almeriense al-Arbūlī en su libro sobre los alimentos nos dice «Las berenjenas en vinagre tienen cierta tendencia al calor, producen atrabilis y despiertan el apetito. Todos los encurtidos adquieren del agua y la sal una fuerza que se añade a la suya propia».


Fuentes bibliográficas:

  • ZAFRA, Javier. «Sabores de Sefarad: Los secretos de la gastronomía judeoespañola», 2020. Ed. Red de Juderías de España. Link
  • ACADEMIA DE COCINA ESPAÑOLA, «La cocina de los conventos», 1997. Ed. Nobel.
  • CERVANTES SAAVEDRA, Miguel. «El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha», IV Cent.
  • CORRIENTE CÓRDOBA, Federico. «Diccionario de arabismos; y voces afines en iberorromance.». Ed. Gredos.
  • DELICADO, Francisco. «El retrato de la Lozana Andaluza», Reg. 978-84-15255-50-5
  • GARCÍA SÁNCHEZ, Expiración, «Cultivos y espacios agrícolas irrigados en Al-Andalus». Ed. CSIC-Granada.
  • GARCÍA, Jacinto L. & Tovar, Rosa. «Un banquete por Sefarad», 2007. Ed. Trea
  • GINERMAN DE, Silvia M. «El sabor de los recuerdos: cocina judía y tradición». Ed. Trilce. 2002
  • GITLITZ, David M. «Secreto y engaño. La religión de los criptojudíos», 2003. Ed. Consejería Castilla-León.
  • GITLITZ, David M. & Linda Kay Davidson. «A Drizzle of Honey», 1999. Ed. Stmartins.
  • GONZALEZ MANJARRÉS, Miguel. «Una planta sin clásicos. La berenjena en la farmacología medieval y renacentista».
  • GONZALEZ-BLANCO GARCÍA. Elena. «La clerecía rabínica y su pervivencia en las coplas sefardíes. Hacia el ocaso del tetrástico castellano». Univ. Nacional de Educación a Distancia.
  • HUICI MIRANDA, Ambrosio. «La cocina Hispano-Magrebí», 2005. Ed. Trea.
  • LEWIS, E. «History of Garden Vegetables by Sturtevant» (1887).
  • ROMERO, Elena. «Las coplas sefardíes», 1988. Ed. El Almendro.
  • RUPERTO DE NOLA. «Libro de Guisados, manjares y potajes». 1525. Biblioteca Nacional España.